Surfear en Bali, experiencia casi obligada

surf-bali

Peregrinación es uno de los conceptos que podríamos usar cuando queremos decir que Bali es uno de los paraísos que no debemos dejar de lado los fanáticos del surf. Meca para los australianos, que viven bastante cerca de Indonesia, es sin duda uno de los últimos paraísos en la tierra para practicar nuestro deporte favorito.

Para llegar a la isla de Bali podemos volar desde las más importantes capitales del mundo. No hace falta ir hasta la lejana Yakarta, podemos ir directamente a Denpasar, el aeropuerto en la isla del surf. El visado a europeos y americanos son 25 dólares por un mes, además de 15 dólares para salir.

Allí, la comunidad surfera suele instalarse en Kuta Beach. Lugar por excelencia, donde las olas cada día son fascinantes y todo son surferos alrededor de las playas.

 

Bali, más allá del surf

 

En la zona de Kuta Beach además existen numerosos lugares de concentración de surferos. Tiendas, equipamiento y bares, muchos bares. La noche de Kuta es también fascinante, con numerosas discotecas y un ambiente muy internacional.

Más allá de Kuta, la verdadera experiencia de Bali está en recorrer sus playas, en algunos casos prácticamente desiertas. Lo mejor es coger un coche o una moto y dirigirse alrededor de su costa. Una experiencia maravillosa la de vivir el surf en Bali.